Pàgines

dissabte, 25 de maig de 2013

S•E•C•R•E•T – Paso 1

El primer paso del club lleva por nombre aceptación. Y lo primero que una tiene que realizar es aceptar que necesita ayuda sexualmente hablando.

Cada paso u orden que recibe esta relacionada con sus fantasías y sus miedos. Para poder superarlos. En esta ocasión le mandan un hombre que le ordena que se desnude que la quiere ver. Ella duda, tiene miedo. Leyendo este capitulo me sentí reflejada frente a sus dudas, sus miedos a lo desconocido, porque aunque esta segura de que quiere realizar los pasos, enfrentarse a lo desconocido le da miedo. Y eso es lo que siento yo muchas veces, a día de hoy ya no tanto, pero recuerdo mis principios y recuerdo lo difícil que era afrontarme yo sola a mis deseos, pero sobretodo aquello que no conocía y no sabia lo que viviría.
La protagonista se deja llevar, se relaja y disfruta del momento. Al igual que yo muchas veces. Respirar, dejar a un lado la mujer que soy para que salga libremente la sumisa que llevo dentro. Al principio era difícil, muchas veces era mi mente la que terminaba ganando pero poco a poco, la voy venciendo y entregarme o realizar las tareas ya es mucho más fácil. Simplemente es dejarse llevar, confiar en la persona que tienes en frente o al otro lado del ordenador y entregarte a él como si fuera la última cosa que realizaras en tu vida.

Cuando una mujer supera los diez pasos y logra los diez dijes de oro que debe colocar en su pulsera, se siente completamente libre, feliz y satisfecha. En mi caso, cuando hablo con mi Amo, cuando estamos en sesión o simplemente cuando estoy cumpliendo una orden o tarea suya, me siento igual. Libre por poder ser realmente quien siento que soy. Feliz porque estoy complaciendo a mí Amo y satisfecha porque logro superar los retos y avanzar un paso más.
Por lo tanto, si yo tuviera una pulsera parecida creo que también tendría la primera moneda: aceptación. No, no fue nada fácil aceptar lo que soy, la sumisa de mi Amo, la puta de mi Amo. Una cosa es saber como te sientes, la otra muy distinta es aceptarlo y dejarla salir. Realizar el primer paso no es fácil, porque es cuando reconoces públicamente, por así decirlo, que te gusta que te domine y que goce con el cuerpo que ya no te pertenece como y cuando quiera tu Amo. Pero luego esta, el aceptar a tu Amo. Decir si quiero ser tu sumisa, conlleva sus dudas. Porque por mucho que has hablado, os habéis conocido un poco, no es hasta que realmente empieza la relación Amo/sumisa que descubrirás si realmente sois o no compatibles. Si serás capaz de entregarle todo lo que te pida o si serás capaz de llegar a ser la sumisa que tu Amo desea y necesita a su lado. Es un crecimiento constante, que como digo muchas veces, con paciencia, ternura y sobretodo comprensión se puede llegar a conseguir.
 Cassie, la protagonista del libro, supera con mucho esfuerzo el primer paso, que aunque no es nada difícil a través de nuestros ojos, para ella no es nada fácil mostrarse desnuda frente un hombre, sea desconocido o no. Vaya eso me suena.
Si, supera el primer paso, pero aun le quedan ocho por delante, que como todo van subiendo de nivel y cada vez más le piden que se supere más así misma.
¿Qué tendrá que realizar en el segundo paso? ¿Será uno de estos que me gustaría probar?

Así que es cuestión de enfrentarse a nuestros miedos y ser más fuertes que ellos para poder lograr lo que nos propongamos y poder conseguir la moneda de oro de nuestra pulsera.

S•E•C•R•E•T

Des de siempre me ha gusta leer novelas eróticas donde se mezcla el amor con el sexo o donde solo es sexo. Me gusta leer este tipo de novelas sobretodo por descubrir nuevas cosas relacionadas con el tema del sexo y para darme cuenta que algunas de las cosas que cuentan me intrigan y me gustaría poblarlas, ¿por que no?

Aunque leo bastante pocas veces he realizado alguna pequeña reseña de los libros, pero esta vez me he topado con uno que llamo mucho mi atención y he pensado que no estaría mal hablar de él en mi blog. No esta relacionado con el BDSM, pero si que puede hacer que una se de cuenta de muchas cosas.


S·E·C·R·E·T es un club secreto, el objetivo del cual es ayudar a las mujeres a reencontrarse con su cuerpo y que vuelvan a sentirse deseadas. Su lema: sin prejuicios, sin límites, sin vergüenza.

SEGURA: La fantasía no debe suponer ningún peligro para la participante.
ERÓTICA: Tiene que ser de naturaleza sexual y no una simple imaginación platónica.
CAUTIVADORA: Debe despertar en ella un auténtico deseo de hacerla realidad.
ROMÁNTICA: La hará sentirse deseada.
EUFÓRICA: Experimentará alegría y felicidad en el ato sexual
TRANSFORMADORA: Y la vivencia provocará un cambio fundamental en su vida.


¿ A que mujer, sumisa o no, no le gustaría sentirse así? S•E•C•R•E•T, lo tiene claro, todo mujer debe de sentirse, y por lo tanto intentan ayudarlas. Conocer nuestro cuerpo y nuestros deseos no es fácil  aunque a veces lo conocemos pero no queremos afrontarnos a ellos.
El club fue fundado por mujeres y es gestionado por ellas, con un solo objetivo. El comité se reúne y escogen a una mujer que la invitan a conocer el club y si acepta la ayuda le explican como funciona.
Se rigen por diez pasos a seguir y a realizar uno cada mes.

Paso uno: aceptación
Paso dos: coraje
Paso tres: confianza
Paso cuatro: generosidad
Paso cinco: audacia
Paso seis: seguridad
Paso siete: curiosidad
Paso ocho: arrojo
Paso nueve: exuberancia
Paso diez: la elección

Con cada uno de ellos relacionan una fantasía que la mujer rellenando un previo cuestionario les ha dicho que le gustaría realizar. Cada paso se realiza cuando una menos se lo espera y con hombres completamente desconocidos pero que siguen un mismo patrón. Acercarse a la mujer y preguntarle: ¿aceptas el paso? Una vez dice si o no, empieza el ejercicio y cuando ha finalizado le entregan a la mujer un dije de oro grabado. En un lado un número romano  y en el otro lado el nombre del paso que acaba de lograr superar. Así hasta lograr los diez dijes y completar la pulsera que le regalan cuando acepta la ayuda.

A medida que avanzaba en la lectura puedo asegurar que en algunos miedos, deseos y tabúes de la protagonista me he sentido un poco, por no decir mucho, reflejada en ella. Miedos, deseo y tabúes que ella va superando con la ayuda del club y que yo los he ido superando con la ayuda del BDSM, y mi Amo, por supuesto.
La protagonista se enfrenta a ellos, dando cada mes un paso que la ayuda a crecer, no solo como persona sino también como mujer y volver a sentirse deseada por los hombres y segura de si misma. Si lo relaciono con mi experiencia, puedo decir que el BDSM, me ha ayudado a sentirme deseada por mi Amo, pero sobretodo a sentirme mas segura de mi misma y no tener miedo al realizar las cosas, ya sean las tareas que me manda o las cosas de mi día a día, por poder llegar hasta mis objetivos.
Así que después de leer el libro, que aún no lo he terminado, tengo ganas de compartir cada paso con vosotros y, porque no, puede que proponer a mi Amo de realizar alguno.

divendres, 24 de maig de 2013

LA CERA


Como ya conté en el post anterior, el listón de las tareas va subiendo, y con esto también subió el listón en la tarea de la cera. Jugar con cera es una de las tareas que más me gustan y que más placer me da. Sé que aún me falta mucho por descubrir lo que se puede hacer con ella, y estoy convencida que poco a poco lo haré.
Esta última tarea con cera concisita en cubrirme dos veces con cera el sexo y el clítoris para luego masturbarme hasta alcanzar dos orgasmos. Este seria el titular, pero vamos paso por paso.
Como siempre antes de empezar la tarea, me gusta jugar a quitarme la ropa, si ya sé que mi Amo no esta delante para poder gozar con el momento pero así me voy acostumbrando para cuando llegue la gran ocasión, que será bastante pronto…ya voy contando los días que faltan para volver estar junto a ti. Aunque lo haga siempre que tengo tarea, aún me siento un poco incomoda, si ya lo sé, no hay secreto alguno pero que os puedo contar que ya no sabéis…me veo capaz de superar cualquier reto que me propongan, pero este será un poco más difícil…aunque cada vez me acepto más y disfruto más de mi cuerpo no logro sentirme cómoda estando desnuda frente alguien aunque sea en mi imaginación.

Una vez desnuda, tumbada sobre mi cama empezó la tarea…estaba con el periodo y aunque jugar con la cera es algo que me gusta este día estaba un poco asustada, durante el periodo el cuerpo esta más sensible y muchas cosas que ya lograba aguantar en estos días parece que vuelva a ser la primera vez que lo realizo…pero como cabezota que soy es algo que debo de ir superando y por eso intento ser mas fuerte que mi mente y llevarlo a cabo dejando de lado mis miedos y mis pensamientos negativos y pensar en lo orgulloso que estará mi Amo de mi, y yo, claro esta. Porque cada vez que supero un reto yo me siento mas feliz y mas segura de seguir avanzando.
Así que me tumbe, encendí la vela y la coloque en la posición adecuada para que cada gota de cera cayese sobre el sexo y sobre el clítoris. Las primeras gotas fueron más dolorosas de lo normal, era como si alguien me pellizcara y estos pequeños pellizcos hacían que el placer aumentara. Una vez cubierta toda esta zona, llego otro momento que disfruto…desenganchar poco a poco toda la cera, los pequeños tirones son placenteros, aunque alguna vez hay algún tiron que es más doloroso que otro, pero esta mezcla de dolor suave y las cosquillas de un orgasmo creciendo van aumentado y hacen que el dolor no sea tan fuerte. Pero una vez quitada la primera capa de cera llegaba el momento de repetirlo. Volver a verter cera en una zona que estaba mas sensible de lo normal, primero por la primera capa de cera y segundo porque estaba con el periodo. Agarre aire por la boca y lo saque lentamente, pero cuando cayo la primera gota de la segunda tanda…fue muy, pero muy doloroso. Pero no me rendí, y seguí hasta que no pude más, lo que sentía no era un dolor placentero, era un dolor insoportable que provoco que cayera alguna lagrima. Así que desistí, pare, y cuando calme mi respiración agitada y el latido del corazón era normal procedí a quitar la cera que cubría el sexo y el clítoris para seguir con la segunda parte de la tarea. Aunque estuve muy tentada de no seguir con la tarea, comunicarle a mi Amo que no me veía capaz de continuar aunque llegaba la mejor parte de la tarea, pero estaba bajo de ánimos, me sentía un poco derrotada, pero agarre el toro por los cuernos y decidí continuar con mi obligación, realizar la tarea para poder satisfacer y entregar a mi Amo todo mi placer.
A día de hoy me siento muy satisfecha de haber sido capaz de dominar mi mente, ser más fuerte que ella y seguir adelante, no fue fácil. Pero cuando la domine, los dos orgasmos llegaron rápidamente y bastante intensos. El primero fue con penetración y el segundo de clítoris. Disfrute los dos por igual, y el placer que entregue fue impresiónate, ya que con la sensibilidad de mi cuerpo con la regla provoca que los orgasmos sean como nunca, y más intensos, con el periodo no me siento muy cómoda con la penetración.
En resumen, logré ganar a mi mente, superar la prueba de la cera doble, pero aun hay algo que tengo que romper, el tabú de la penetración con el periodo. Si, lo sé, todo es más intenso pero…no dudo, que como todo, poco a poco, este tabú también desaparecerá pero de momento…sigue a mi lado. Aún así, estoy muy orgullosa de mis logros y sé que mi Amo también. Aunque ya hace tres meses que estamos uno al lado del otro, los dos nos estamos conociendo en este mundo y estoy muy feliz de llegar dónde estoy llegando, porque nunca creí que seria capaz de llegar tan lejos. Así que muchas gracias a ti mi Amo, por estar a mi lado, ayudarme a crecer y a vencer miedos y tabúes y a la gente que esta a mi alrededor apoyándome. Muchas gracias.

divendres, 17 de maig de 2013

El listón de las tareas


El tiempo va pasando, cada vez más me siento más orgullosa de mi evolución como sumisa, ya que eso significa que poco a poco voy llegando hasta mi objetivo, ser aquella sumisa entregada a su Amo, para poder darle todo lo que me pida y lo que le puedo ofrecer, que creo que es mucho más de lo que yo imaginaba. En todo el tiempo que llevo en este camino, no mucho, si miro para atrás me siento feliz de todos los retos que he superado y tabúes y miedos que he eliminado de mi vida. Evidentemente aún nos queda trabajo para realizar, pero cuando dos hacen un equipo los objetivos son mucho más fáciles de lograr. Con todo eso, el listón de las tareas va subiendo. Y así debe ser para seguir avanzando y no quedarnos dónde siempre. En este mundo se debe de seguir andando para poder hacer nuestra mochila un poco más grande llena de objetivos cumplidos y para cumplir. De ilusiones vividas, de sueños pero sobretodo de grandes experiencias, ya sean buenas o malas. Ya que de todo se puede, y debe, aprender. 

Dicho esto, me gustaría contaros una de las últimas tareas realizadas. La verdad me gustó mucho, la disfruté y me permito descubrir nuevas sensaciones, cada día se descubren cosas y eso es la parte más maravillosa, no solo del BDSM, sino también de la vida en general.
La tarea consistía en realizar veinte azotes en cada lado del culo, es decir un total de cuarenta, realizados en tandas de cinco, regulando la fuerza. Empezar fuerte y con el permiso de bajar la fuerza si yo veía que no los iba a aguantar. Una vez realizados los azotes acordados, eso es un decir, porque hay cosas que no se acuerdan. Era el momento de los orgasmos, los podía hacer como a mi más me gustaran, pero tenían que ser dos y lo mas largos posible.
La verdad es que era una de las primeras veces que iba a realizar una tarea donde los azotes fuesen los protagonistas con muchas ganas de auto superarme, y digo auto superarme, porque aunque cuando estuve con mi Amo aguante un total de 50. Haciéndolos yo sola, si no recuerdo mal, no había hecho tantos y este reto a superar me encantaba, me ilusionaba y me hacia sentirme fuerte y segura. Aún así tengo que confesar que la primera parte fue dolorosa, pero estoy segura que ha sido una de las veces que mejor los he aguantado y que mejor he vivido la experiencia. Aunque tengo que reconocer que es mejor no escribir lo que me pasaba por la cabeza en algunos momentos. Eso es mejor guardarlo para mí.
Los diez primeros azotes fueron soportables, pero los treinta restantes…fueron de soportables a insoportables, pero si, los realicé y me sentí muy orgullosa de mi misma por haberlo conseguido. La fuerza de los azotes, fue bastante intensa, creo yo. Me resistí a bajarla, aunque los últimos, he de confesar que los realicé con menos intensidad, no hubiera sido capaz de continuar.

 
La segunda parte fue la mejor, al tumbarme en la cama sufrí un poco, ya que el roce del culo con las sabanas me recordaba la sesión de azotes que acaba de vivir, no era un dolor insoportable, era un dolor que aumentaba mi placer y me hacia dibujar una sonrisa de felicidad. Si yo me sentí orgullosa sé que mi Amo también. Como ya dije anteriormente, después de los azotes llegaba el momento de entregarle a mi Amo, dos orgasmos intensos y largos. El primero llego de seguida, a veces me gusta, pero muchas veces me enfado un poquito por no poder seguir disfrutando del momento…estos son los momentos que debo de seguir trabajando, para poder alargar los orgasmos y vivirlos y entregarlos con mas intensidad. Pero aunque llegó de seguid, el momento de la explosión fue algo difícil de expresar en palabras, son momentos que las reacciones del cuerpo explican exactamente y de forma más clara lo que acaba de sentir y vivir. El segundo se resistió…se alargaba y alargaba, las cosquillas subían, sentía como luchaba para salir, estos son los que me gustan, los que puedes sentir plenamente todo lo que esta viviendo el cuerpo en aquel momento mágico. Dicho en una palabra: fantástico. Fueron los dos mejores orgasmos de mi vida, aquel día entregué a mi Amo, todo lo que tenía a dentro para entregarle, y servirle como se merece.
Definitivamente, tengo más claro, que la mezcla de dolor con el placer de después es la receta mágica, y si le añadimos la imaginación entonces ya es la bomba. En su día, fue una tarde muy gratificante, una hora y pico dedicada a ti mi Amo, y a mi. Saber que tendré la tranquilidad de hacer la tarea sin que aparezca nadie también ayuda a disfrutarlas mucho más. Si al principio me asuste más de la cuenta, porque cada vez que pensaba que tenia que azotarme cuarenta veces me paralizaba un poco, pero hoy, pasado unos días y después de reflexionar y escribir lo que viví, sé que aunque algunas veces haya tareas que no me gusten mucho, que piense que no seré capaz de realizarlas, solo es cuestión de cambiar la mentalidad, no pensar y dejarse llevar, es en este momento cuando el placer a entregar y la entrega es absolutamente real y satisfactoria. Si una se siente orgullosa de si misma. Lograr que su Amo también lo esté de ella. Así que una vez más gracias por todo lo que me enseñas, y por ayudarme a ser feliz.

diumenge, 12 de maig de 2013

MEZCLA DE DOLOR Y PLACER I


Cierto es que día tras día el listón y el nivel van subiendo, y debe de ser así para poder crecer como Amo y sumisa y como pareja. Generalmente hay una pequeña tarea diaria, y siempre le sigue un mini blog, pero al no disponer de Internet cada día, no es posible publicar más a menudo.


Referente a las pequeñas tareas diarias, desde hace una semana aproximadamente, tengo la orden de practicar la penetración anal cada vez que vaya a ducharme. En un primer momento no me gusto la idea, ya que como ya debéis de saber, la penetración anal no es algo que me guste mucho, aunque tengo que confesar que cada vez más la voy disfrutando.  
La tarea consiste en penetrarme con los dedos, con el objetivo de que cuando introduzca los tres dedos sea lo menos doloroso posible y los orgasmos sean cada vez más intensos. Una vez realizada la tarea, tengo que auto valorarme, esta parte no me gusta mucho, ya que soy muy exigente conmigo misma. Si la valoración es positiva tengo premio, orgasmo vaginal, si la valoración es negativa no hay premio.
En lo que vamos de experiencia, de momento siempre he salido muy satisfecha y por lo tanto me he premiado, pero creo que he llegado al punto de que ya empezare a exigirme más, si eso es posible. Aún así, estoy muy orgullosa de mi evolución, teniendo en cuenta que lleva mucho tiempo sin jugar con el ano, ya soy capaz de introducir tres dedos con el mínimo dolor y disfrutar de la experiencia, más que otras veces, aunque tengo que confesar que hay dos detalles que no me gustan mucho. El después de la penetración anal, es decir al pequeño dolor que queda y la sensación de querer ir al baño. Y que algunas veces desprende malos olores.
Si, puede que sean dos detalles sin importancia, pero para mi no, ya que eso hace que disfrute menos de la experiencia porque estoy un poco tensa. Pero estoy segura que con el tiempo, estos dos detalles pasaran a la historia y no harán que me sienta menos orgullosa de mis logros en este terreno. Ya que si yo me siento orgullosa de mi misma, creo que mi Amo también lo estará de mí. Y que él se sienta orgulloso hace que yo pueda llegar a ser la sumisa que quiero ser, una sumisa entregada, y dispuesta a darle todo el placer que quiera, y poder disponer del cuerpo que le pertenece siempre que lo desee.
Aunque a veces me pregunto si serré capaz de llegar, porque pienso que para llegar hasta este punto, tengo que aceptar que no siempre todo sale bien y que no me puedo derrumbar frente un pequeño trabajo, pero solucionar, o mejor dicho, cambiar este aspecto de mi, creo que será más difícil. Algún día, puede que las frustraciones y las pequeñas reprimendas dejen de afectarme tanto, pero si llega ese día es que he dejado de ser persona.

NUESTRAS PEQUEÑAS SESIONES


Desde hace tres meses, día a día voy creciendo como sumisa. Ya sea en nuestras pequeñas sesiones telefónicas o a través de pequeñas grandes tareas. Hoy me gustaría compartir con ustedes, algunas de estas experiencias vividas.

SESIONES TELEFÓNICAS

Para empezar, tengo que decir, que hasta el primer día que se me propuse, nunca tuve experiencia de sesiones telefónicas. Era una novedad para mí. Esa novedad me excitaba, me producía ganas de vivir la experiencia, pero como toda cosa nueva, me incomodaba un poco la situación. Pero cuando logré relajarme y disfrutar del momento fue una de las mejores sesiones vivida jamás.
Hoy en día de vez en cuando, las realizamos, son momentos únicos, momentos que es como si estuvieras a mi lado, sentir tu voz severa hablándome hace que disfrute más del momento, que mi cuerpo reaccione con piel de gallina, estremiéndose, y reaccionando a cada petición. Pero aún hay algo que me cuesta y es pronunciar en voz alta que soy tu puta. Aunque me siento sumisa y me siento puta en nuestras sesiones, me es difícil expresarlo en voz alta, una cosa es serlo y sentirlo por dentro o a través de tu voz, y otra muy distinta escucharlo de mi propia voz.
En definitiva, son pequeñas sesiones en la distancia, que poder sentir tu voz severa y luego suave, hace que me sienta más próxima a ti, y que sean más intensas. Nunca antes, hubiera podido imaginar, que yo, llegaría a realizar sexo telefónico. Y tengo que confesaros que me encanta la experiencia, y eso te lo tengo que agradecer a ti mi Amo, así que gracias. 

PEQUEÑAS SESIONES
Antes de trasladarme de casa, al vivir con mi familia teníamos que vigilar un poco, pero aún así realizábamos alguna que otra sesión a través de cam. Aunque ya tuve alguna que otra pequeña experiencia anterior, siempre hay alguna novedad. Una de las novedades es que después de las pequeñas sesiones o tareas, tengo que escribir un mini blog para mi Amo. Es la manera en que yo me expreso más fácilmente y sincera. Siempre lo soy, pero escribiendo me siento más libre. Por este motivo, siempre me pide el mini blog. Así que en este apartado me gustaría poder compartir contigo algunos de los mini blogs que en su momento le hice llegar.

PRIMERA SESIÓN CON MI AMO

Dicen que la experiencia es un grado, yo no me considero experta ni mucho menos, hace solo seis meses que empecé este camino, y hoy lo estoy continuando. Como todos los caminos, vas conociendo gente, y a día de hoy me tope con alguien que nunca imagine que se pudiera convertir en mi Amo. Una persona atenta, maravillosa, con quién se puede hablar, exigente y severo cuando toca y cariñoso y mimoso en otros momentos.
Hoy hemos realizado una pequeña sesión, me gustan estas pequeñas sesiones en que solo ve mi cara, estoy segura que mi cara le dice todo lo que estoy viviendo y sintiendo, aunque no dudo que también le gustaría ver mi cuerpo.
Esta noche cuando he llegado a casa, después de un largo día de trabajo, solo deseaba sentarme, descansar y hablar contigo, pero caprichos del destino, me ha pedido que fuera a buscar las bolas y me las colocara. Ningún problema, lo disfruto, pero me ha pedido que me las colocara mientras él me observaba, la verdad es que me ha incomodado un poquito, si, ya sé que me tengo que ir acostumbrando, pero...vísteme  despacio que tengo prisa. Disfruto sabiendo que me mira, que me observa, que me estudia, pero por otro lado, me incomoda un poco, pero no porque seas tú, siempre me ha incomodado que me mirasen en situaciones intimas (xxxt no sé lo digas a mi Amo, no lo sabe)
Durante el rato que he llevado las bolas, me iba acariciando, he disfrutado pero no ha salido del todo bien...no he logrado alcanzar el orgasmo cuando me lo ha pedido, me he sentido un poco frustrada, con ganas de llorar un poco, pero las dulces palabras, siempre amansan (no sé si está bien escrito) a la fiera que llevo dentro.
Las bolas han seguido en mi interior hasta el momento de ir a la habitación. Ahora desde la habitación acabo de vivir......otra gran experiencia, con la compañía de mi muy querido GAC, AMO Y AMOR
En silencio forzado, aunque estoy segura que algún que otro gemido se ha sentido he vivido uno de los mejores momentos del día, dos orgasmo, sentir placer en mi cuerpo, bajo tu atenta mirada. El primero ha sido.....sí, me has hecho alargar, se hace un poco difícil pero creo que lo voy logrando, pero cuando lo he alcanzado ha sido.........ufffff........maravilloso y creo que repetible. Acto seguido me ha pedido que me colocara pinzas, por dios que dolor, no recordaba que me dolieran tanto. Si, solo han sido cuatro, pero había dos que......au, dolían.....alcanzar el orgasmo ha sido muy difícil, no lograba que el placer dejara de lado el dolor,...estaba a punto de rendirme, si no hubieran sido por las dulces pequeñas palabras de ánimo de mi Amo. Ha costado, ¿por qué? No lo sé, pero al final he logrado un pequeño pero intenso orgasmo, al final el placer ha ganado al dolor.

Nueva experiencia

En la vida vives momentos y experiencias que una nunca se hubiera imaginado o se vería capaz de realizar. Hoy yo, he vivido una de esas. Leer la orden ha sido chocante. Levantarme de la mesa donde estaba cenando ir al baño y masturbarme. La verdad sea dicha lo he pasado un poco mal pero a la vez ha sido muy excitante. No podía dejar de pensar que me oirían. Si, intentaba frenar mis pequeños suspiros pero no era tarea fácil. He disfrutado, la tensión del momento, saber que estaba complaciendo a mi Amo… todo junto ha sido mágico. Al salir he tenido la sensación que todos me miraban y sabían lo que había hecho. Creo que tenía  el rostro un poco colorado…estar sentada y seguir sintiendo palpitar mi sexo me ha provocado incomodidad y excitación…en definitiva un gran momento y a la vez un pequeño mal momento.

No solo ha habido estas dos experiencias, pero son mis inicios con mi nuevo Amo y quería compartirlas.